SIN PALABRAS Y EN SILENCIO


Aunque nunca mis labios
tengan el premio de tus besos.
Aunque nunca mis palabras
perduren en tu pecho.
Yo lo mismo he de quererte,
con los ojos,con el alma
sin palabras y en silencio

Bendita sean las horas
que me traen tu recuerdo
cuando a solas en mi cuarto
sin tenerte yo te veo

Y aquel viajero incansable
que se llama pensamiento
que me lleva a todas partes
para cubrirte de besos.

Porque tu me has enseñado
a quererte desde lejos,
con los ojos, con el alma
Sin palabras y en silencio

LOS OJOS DEL ALMA


Los ojos del alma no son más que aquellos
que usamos cuando hablamos con el corazón ciego
y cuando perdidos por ese amor sereno
nos brota un te quiero
de nuestros labios sinceros.
Es también cuando confiamos más allá de la verdad

y cuando no nos importa la realidad
pues cuando miramos con el alma es
cuando parecemos vivir en otra ciudad.
Es bonito mirar con los ojos del alma pues al hacerlo,
no miramos defectos sino bellas cualidades,
no buscamos mentir sino decir inmensas verdades,
no buscamos lastimar sino dar un consejo,
no buscamos, no reprochamos pero nos aceptamos tal y como somos
porque simplemente vivimos, soñamos y amamos.
Mirar con el alma es volver a ser niño,
crecer libres y a la vez felices…
Sentirnos cuando nuestro corazón enamorado regala bellos suspiros
pues el amor es de ciegos que padecen calma,
y ciegos somos, los que miramos con el alma.

A %d blogueros les gusta esto: