AMOR CREPUSCULAR.


Siento se eriza mi piel

cuando en la noche yo pienso

que cuadruplico tu edad

y con locura te quiero.

En mi delirio otoñal

y meditando en silencio

tu imagen yo la dibujo

con mis rimas y mis versos

y palpita el corazón

como huracanado viento

donde se aloja el soñar

de mis dulces sentimientos

que son de luz un farol

clavado dentro del pecho.

En la mañana al trinar

los canarios y jilgueros

resuena en mi corazón

magnificentes arpegios

porque recuerdo tu voz

con su timbre dulce y tierno

que parece el repicar

de las campanas del cielo

ofreciéndole al gran Dios

el sagrado Kyrie Eléison

que es el canto del amor

más hermoso y más sereno

con la música coral

de lo sacro y de lo eterno.

Con inquietante temor

por los años que te llevo

se me arruga la ilusión

cuando siento ese gran miedo

que tu eres amanecer

y yo la bruma de invierno

y tu me sirves de luz

que alumbra mi firmamento

y tu bello resplandor

que brilla como lucero

es lámpara celestial

con el rayo sempiterno

que renueva mi existir

con la lumbre de su fuego.

Pero con gran devoción

yo te seguiré queriendo

y viviremos los dos

este magnífico sueño

bordado en el gran telar

de la pasión y el deseo

de una alondra angelical

y de un bardo ya en descenso

que piensan en escribir

el más hermoso suceso

del amor que floreció

en crepúsculo poético

donde se unió juventud

con el otoño tan cruento.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: