A LA SOMBRA DE TU SONRISA.


A la sombra de tu sonrisa

hasta las horas descansan,

es que el tiempo no lleva prisa,

es que el cielo se deshidrata.

A la sombra de tu sonrisa

hasta las grietas rejuvenecen,

la oración se petrifica

y hasta de signos ella adolece.

Los misterios se desentrañan,

el pulso se ralentiza

y en do menor las brisas

que tus pupilas empañan.

Lo externo se distorsiona,

los jardines se martirizan

cuando todos se posicionan

a la sombra de tu sonrisa.

Para enfrentar esta vida enfermiza

aprendería yo a meditar,

pero solo si ese lugar

es a la sombra de tu sonrisa.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: