TU FIGURA Y EL MAR.


La incomprensión del mar al contemplar tus ojos dulces

tu risa colmando las arenas de quietud y silencio

mientras tus manos unidas invocan la caricia

de la espuma crédula que se escurre por los dedos.

La incomprensión de su oleaje al besar tu cuerpo

llenándose de temor ante la promesa de tu pecho

de su infinito latido presintiendo los gestos

del susurro de marejadas muriendo en tu embeleso.

Se refleja el océano en tu mirada

como si de tus abisales pupilas brotarán sus aguas

renovando el bullicio de un mar que expiraba

reavivando memorias, resucitando las almas.

Brota de tu cuerpo la humedad, la esperanza

como río anochecido de trémulos amantes

que desemboca ingenuo en el piélago inmenso

disolviendo recuerdos en la profundidad de sus aguas.

Reavivando sollozos como canto de gloria.

El océano se detiene en tu quietud

como canción incontenible,

que nace del murmullo del agua

provocando una lágrima furtiva

para hacer subir la marea

cuando mis manos te abrazan.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: