DETALLES.


Escucho batir las olas

rompiendo sobre la arena, 

trocitos de caracolas

adornan aquella escena.

Un corazón dibujado

rezando en el interior

te amo, se había pintado

como una muestra de amor.

En ese rincón aislado

soñábamos frente al mar

con cumplir lo deseado

nunca dejarnos de amar.

Supe que había sido ella

por el lugar elegido, 

inconfundible su huella

en su espacio preferido.

Era un bello atardecer, 

el sol se estaba ocultando, 

yo escribí con gran placer

te voy a seguir amando.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: