LOS GRANDES AMORES.


Hay labios que besan, que besan con fuerza,

hay manos que tocan, que tocan serenas,

hay frentes radiantes, radiantes y frescas,

igual que las rosas que Natura engendra.

Hay manos sublimes, sublimes y tiernas,

y voces que arrullan con notas excelsas;

hay rostros que tienen la gracia suprema

que deja en el alma su cálida huella.

Hay sueños que alumbran, que alumbran y apresan,

y cual mariposas alegres revuelan;

y existen promesas, promesas que llevan

el sello bendito de linda quimera.

¡Hay seres que saben de amor y grandeza

y tienen el alma de ilusiones llena;

y como la luna, su luz nos entregan,

haciendo del mundo la gloria mas bella.

Y fuimos nosotros la rima perfecta,

lo mismo que un himno de suave cadencia;

que lleva en su acorde la nota que expresa, 

la dulce fortuna de amar sin reservas.

Por eso en mis días, mis días de niebla,

que triste nostalgia visita mi senda;

 lo mismo que un rayo, tu imagen poética

acude a mi estancia, mi estancia de asceta.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: