EL ECO DE CADA LATIDO.


Aun la recuerdo, fue una tarde  de esas con un sol triste, de otoño casi invierno con aquel viento que también parecía ir lento y triste, como despidiéndose…

Recuerdo su risa perdiéndose entre las hojas al caer, casi imperceptibles al tocar el suelo.

Cuanta nostalgia atravesando mi alma, mientras llueve despacito desde el corazón.

Aun la recuerdo al atardecer yéndose lentamente, en el más bello de los siléncios. 
Cuanta tristeza lloran mis manos vacías, como abismos de interminable oscuridad.
El dolor que se siente, como cuando se escribe sobre pétalos de rosas muertas.
Aun la recuerdo, como si fuera ayer, más se perfectamente, que esta sensación de tristeza, no es de ahora de este tiempo ni de este espacio.
Pero igualmente sé que me habita con aquel sentimiento que hace eco en cada latido de mi corazón…

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: