DULCE MIÉL.


A veces solo contigo quiero contar 
hasta que los malestares de la vida logremos olvidar,
otras contigo quiero en la misma cama despertar,
después de una gran noche donde nos hicimos sudar.

Levantarnos sin un plan e ir y viajar por el mundo,
sin nada, solo nosotros en medio del sahara
o en Brazil bailando Lambada mirando tu cara,
besarte bajo la torre Eiffel, guardar cada segundo

en el Big Ben. esperando el siguente tren
que nos lleve a nuestro siguiente destino,
Ir por Estados Unidos, un amor clandestino,
cómo Bonnie and Clyde sin un camino,

solo haciéndonos compañía cada día,
sin casa, sin techo y aún así derrochando alegría,
sin sentir alguna mañana fría,
porque estás conmigo y estoy contigo,

solo te diría que cada espada necesita su vaina,¿Tú quieres ser la mía?

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: