MIRADA ÁMBAR.


El ámbar de tus ojos me sedujo,

cargo a ellos con los míos,

y abstraída mi mente me condujo

a ser sonámbulo a tus caprichos.

 Mágica estrategia te diste cuenta

que su chispa prende mi vacío,

y cegada mi voluntad en renta,

la ocupa tu mirada vicio.

 Hipnótica conduce a voluntades:

patéticas, ridículas, indignas

me pierdo a mares,

en ella me signas.

 Entonces soy tuyo: Ama,

tu esclavo hechizado, perdido;

ante tu mirada ámbar.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: