LAS CARICIAS.


Las caricias y sus maneras de calar tu piel
son a veces roces como suspiros  de miel,
otras intensas sacuden la carne, muerden,
penetran, dan placer y dolor.
A ojos cerrados van tentando donde está
el punto que provoca tus derrames gozosos,
tu lluvia oceánica, tus exaltaciones íntimas.
La piel ya es tembloroso sudor exigiendo
la caricia aquella recogiendo las gotas que
generosamente derramadas merecen probarse
en un beso de dos bocas amándose
·

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: