SUPLICIO.


 

Eres tú el dulce sonido

Que al viento mi nombre exclama

En mi su canción derrama

Y a su voz caigo rendido

En mi pecho yace un nido

Tejido con verdes ramas

Ansía el fervor de tus llamas

Y el compás de tu latido

De mi lengua emerge un río

Que desemboca en tus playas

Se mece al son de tus palmas

Se evapora en tus suspiros

Eres tú sueño perdido

Mi vértigo en madrugada

Noble musa que proclama

A este corazón dolido

Te he soñado tan seguido

Que hasta el alba me reclama

Volver jirones mi cama

Fantaseando lo prohibido

Ni la luna ha podido

Aún siendo tan bella dama

Darle un giro al panorama

Poner norte en mi camino

A las fauces del olvido 

Imploro devoren mi alma

Pues ya no encuentra la calma

Y me mata este delirio

En penumbras yazco hundido

Gran dolor mi pecho inflama

Y mi ser triste proclama

No lograr su cometido.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: