LA SOMBRA DEL POETA.


Qué pasará con mi sombra
cuando termine mis días;
cuando el sol no pueda encontrarme
y la luna extrañe mi poesía.

Sombra que estás en mis versos,
que solo ante la oscuridad absoluta
desapareces enseguida,
no renuncies en tu empeño de darme vida.

Yo qu·iero ser como el árbol que solo existe
para dar sombra,
y todos lloran su sombra
cuando termina sus días.

Tú que conoces los secretos de mi poesía,
que estás donde yo estoy, de noche y de día,
busca su sombra que llora
y hazle compañía.

2 respuestas a «LA SOMBRA DEL POETA.»

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: