TARDE DE LLUVIA.


·Bajo la luz de la tarde

la lluvia cae despacio,

como cruzando el silencio

con su susurro de barro.

El viento agita las hojas

en la medida que el llanto

arrecia. Nada se escapa;

ni las raíces ni el tallo.

Todo queda suspendido

a merced de un tiempo en blanco

donde la niebla sostiene

mi espíritu como un árbol

en esa especie de sueño 

esperanzador, nostálgico,

donde cortezas y ramas

se deshacen en las manos

que tejen hilos de ausencia

con el otoño en los labios.

Donde nacen los recuerdos

quedan mi ser y mi canto

para pedirle la vida:

Déjame apurar el trago

y saborear la copa

lentamente, año tras año.

antes que todo termine

y se abra en el cielo un claro

por el que el sol, de repente,

asome tímido un rayo

para marcar el final

del futuro y del pasado.

Hoy despierto, soy

una lágrima a tu lado,

la alegre melancolía

de un amor real, humano.

Como esa gota que inunda

y se desborda en los astros

para caer a la tierra

y regresar a mis párpados

y, así, poderte decir

de otra forma cuanto callo.

Son tan solo cinco letras

y ¡cuánto cuesta expresarlo!

De forma que me comprendas.

Por más que nos llueva… ¡Te amo!·

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: