DESEOS INTIMOS.


Abrázame,

como cuando ya no hay tiempo

y muero en el anhelo.

Siénteme,

igual que cuando estamos

cuerpo contra cuerpo.

Bésame,

como cuando me deseas

en lo más profundo de tus sueños.

Acaríciame,

igual que en esas noches

de emoción incontrolada.

Descíframe

como hago con tus risas

reclamándome más besos.

Quiéreme,

igual que la mamá

cuando mira a su bebé.

Recuérdame,

como hace el militar

con las cartas de su novia.

Excítame,

igual que las abejas

al posarse en una flor,

Súmame,

como regalo delicioso

al almacén de tu memoria

Necesítame,

igual que el corazón

con la sangre que bombea.

Atráeme,

como magnetismo inevitable

de un imán hacia el metal.

Deséame.

igual que adolescentes

al comienzo de un romance.

Guárdame

como el secreto mas preciado

de alma, piel y corazón.

Ámame

igual que la bestia salvaje

olvidando la carne y el dolor.

Quémame,

como el fuego que desprende

este poema al evocarte.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: