RUPTURA.


La vi entrar en mí pero no la vi salir,
La vi llevarse todo, ella quería partir.
Su ausencia aún duerme en mi cama
Y me dice: “de ese amor ni la soflama”.

Solo quedaron recuerdos amargos,
Acompañados con buenos tragos,
malos momentos que la nostalgia
los hace ver bien, ¡vaya magia!.

Era como un pájaro enamorado,
entre sus piernas terminé enjaulado,
Añoré la libertad y cuando la sentí,
no sabía que hacer así que volví.

Pero ella ya no estaba ahí, 
sentí que el camino a casa perdí,
creía que sin ella ni podría vivir,
Pero recordé que podía volar.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: