PENSÉ QUE ESTABA SOLO.


Pensé, que estaba solo.

Hasta pensé, que mi compañía, eran solo mis penas.

Pero al abrir los ojos, me rodeaban… mil estrellas.

Con mucho amor, cada una, me señaló, mi norte.

Auxiliaron mi alma.

Vi muchos otros seres, con el corazón roto, como el mío.

Calladamente, se derretían, sin decir adiós,

…Como el solitario, granizo.

Traté de adherir mi rota y destrozada alma, 

Pero ningún pegante instantáneo funcionó.

Mientras indiferentes, pasaban sus calendarios.

¡Llegaron de sorpresa! Eran mis ángeles legendarios.

TÚ SIN MÍ, YO SIN TÍ.


Mi amor no tengas miedo, déjalo que brille

lo sé y lo sabes, la vida me trajo a tu regazo

y nada en este mundo me quitara de tu lado,

yo sé y tú sabes que la distancia es triste,

todo gran amor es realmente grande si persiste

ante el miedo que nos da el volver a sufrir,

porque el vivir sin tu amor, para mí no es vivir, 

eres el reflejo de la luz de la luna sobre el océano y 

con mis besos moldearé tu cuerpo como un artesano

no habrá tú sin mí, porque yo sin ti no podría existir. 

ANHELOS.


Ya no me gustas, 
Te deseo
Ya no te pienso, 
Te sueño
Me traiciona el subconsciente
Es el castigo por no haber ido de frente. 
Te quiero
Te extraño
Y te sueño. 
No te imaginas el daño que me hace verte y no poder tenerte
Eres como un sueño que se desvanece al despertar
Estaré loco pero no te puedo olvidar
Te amo, ya se lo digo a todo el mundo. 
Te amo
Y te pienso
Y te extraño
Y no me engaño
Nunca te podré olvidar. 

EL BESO…..


Amigos míos, os diré que el beso es el puro idioma del alma. Los
hay que curan ciertas heridas, eso es bueno, pero debemos tener
cuidado pues crean adicción.
El beso es una sed loca que no se apaga con beber, lo suele hacer
con otra boca sedienta. Es una pasión incontrolable que se manifiesta
con el deseo de poseer. Los robados dan la ligera impresión de que son
más dulces. El más difícil no suele ser el primero más bien es el último.
Se que en muchas ocasiones, solemos buscar respuestas y tan solo
encontramos más preguntas, os digo que para sentir plenamente
la vida, debemos olvidarnos de la muerte temporalmente.
A %d blogueros les gusta esto: