ELLA…


Ella, costura de mi alma,

remiendo de mi vida,

puntada de mis heridas,

ungüento de mis sueños.

Ella, luz para mi ceguera,

perfume en mi soledad,

canción de mi sordera,

camino de mi primavera.

Ella, piel de mi cuerpo,

aliento de mi boca,

retina de mis ojos,

labios de mis besos.

Y si nos vemos envueltos en bola de fuego,

que levanta nuestra piel ampollas de deseo.

Y si ardemos en ese infierno que nos aguarda al final,

para fundir nuestros cuerpos como brillante metal.

Y si desnudos ardemos en la arena del desierto,

serán nuestros huesos los fósiles los que amen. 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: