REGRESA, MI AMOR.


Dónde, dónde estarás,
mi niña consentida,
me arrancaste la vida:
¿me la devolverás?

Cuándo retornarás
a esta senda perdida,
siempre tendrás cabida,
dime; ¿regresarás?

Bello ángel de ternura,
sáname del dolor;
cúrame la locura,

regálame tu amor;
bella niña tan pura,
sana mi corazón… 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: