AMOR DORMIDO.


Nunca imaginé

que la  fragancia de tus besos,

adherida a mis recuerdos

la encontraría

al final de mis días,

cuando mi  vida se tornaba

apacible y triste,

con tardes grises.

Y que sólo al ver tu rostro

iluminado por tu esplendorosa sonrisa

comprendería mí alma

que en tu corazón

aún latían emociones,

y en tu alma palpitaban

los sentires y sensaciones

de un amor dormido…

que necesitaba despertar

de entre los sueños del olvido.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: