OJOS NEGROS.


El resplandor de esos ojos
que iluminarán mi vida
no envidiarian el plateado
de aquella luna llena
qué alumbrara la noche
en que dejara desierto
al corazón encendido
en que su amor albergó. 

Vete libre, 
toma el viento del norte, 
persigue tu sueño
que, aunque a mí me llevaste
a un lugar sin destino
no reprocho haber sido
cómodo de tu amor con arrojo
que duerme en mi pecho
sin decir adiós

Y es que,
se va de mi tu cuerpo, 
se van de mi tus besos, 
se van de mi tus manos
y tus ojos negros
que no recrimino
porque en parte tu alma
así como tu recuerdo
se hospedó en mi corazón. 

Recordaré tu cuerpo, 
recordaré tus besos
y tus ojos negros
que, al paso del tiempo
los veré pasar
asi como una canción amarga
que, aunque te duela y te duela
quieres volver a escuchar y escuchar. 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: