AVE DE PASO.


Fue su cariño veloz quimera

como las aves que van de paso;

quizá deseo, quizá un acaso

lleno de efluvios de primavera.

Era su encanto la gran lumbrera

como los rayos de regio ocaso;

donde brillaba, del gran Parnaso,

luz que alumbraba mi vida entera.

Ella exaltaba con su hermosura

grande delirio desconocido,

lleno de fuego con dulce exceso.

Hoy que la vida tan cruel y dura

deja mi ensueño desvanecido,

¡solo me queda su tierno beso!

Una respuesta a «AVE DE PASO.»

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: