PALABRAS Y VERSOS.


Como un niño sumido en el regocijo,

así me llenó de dicha bello ser,
porque amar es el acto más sublime
de los seres con alma, mente y corazón,
y desde siempre mi mente presagió
que mi alma alcanzaría la satisfacción
y mi corazón estaría a punto de enloquecer
al sumirme en esta complacencia que exime
mis penas a cambio de la plenitud y el éxtasis.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: