HABITAS EN MIS PALABRAS DISTANTES.


Los recuerdos son las astros errantes
suspendidos en lo negro del cielo,
en esa oscuridad hayan consuelo 
a sus lágrimas, rocío de diamantes. 

Donde la luz con sombra como amantes
ocultan al plenilunio su anhelo, 
descienden sus frutos al suelo 
cansados y satisfechos, jadeantes. 

Una mirada sin voz, sin aliento
asciende trémula entre los rosales
libera sus blancas alas al viento. 

Te respiro aura azul en mis males
te toco, te veo, te quiero, te siento
aquí, en mis horas interminables. 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: