DUELE EL SILENCIO DE TU VOZ.


Y llega la hora
en que los versos
no regresan
y la soledad se asienta
en el silencio.

Vagan los pasos
y los vacíos crecen
y no hay rutina
o palabra alguna
que no te encuentre.

¿Dónde están tus manos?
¿Qué realidades abriga?
¿Adónde camina tu sonrisa
que no hay dulzura en el día?
Me parte el alma el silencio de tu voz.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: