IDILICOS TIEMPOS.


Aquellos ayeres tan llenos de euforia

que dieron a mi alma momentos candentes;

repletos de anhelos, que hicieron historia

en noches bohemias de besos crujientes.

Aquellos ayeres con luz promisoria

de lechos mullidos y cuerpos ardientes;

que plácidamente me dieron la gloria

que portan las bocas que son complacientes.

Idílicos tiempos que en su trayectoria

marcaron sus huellas, sensuales, fervientes;

y cuyos ardores, con gran vanagloria

brillaban gloriosos con luces fulgentes;

que quedan grabadas en nuestra memoria

igual que erupciones con lavas hirvientes.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: