EL AMOR NO SE CANSA.


El amor te llega como bofetada,
sacude tu hombro, te retuerce el alma, 
luciérnagas vuelan, las pupilas bailan, 
vuelan mariposas, tu estómago salta.
Se confunde el tiempo, el día y la noche, 
¡El mar con sus olas, en la arena bailan!
Luego ni te acuerdas, si llegaste o pasas.
Así es el amor, ¡que nunca se cansa!

ALMA.


Fue tanto el encanto
que dio tu sonrisa
que no daba premisa
para el espanto
por cuanto el quebranto
no se dejaba observar,
podía jurar que su mentira
era verdad
que la premisa de su carisma
sería el prisma para mi alegría
pero vaya que fría su alma
que cual fantasma me asusta
de muerte.
Fue solo tenerte tenerme contento
un instante
no obstante perderte me hace quererte olvidar
y dejar de pensar la razón
el porque de un adiós anunciado
al inicio
porque a mi juicio entre tus vicios está el de romper corazones.
Sabía tus intenciones pero te quería amar.

EL SENTIMIENTO.


Donde la vista se pierde
cobra vida el sentimiento
para mi lo trae el viento
haciendo que lo recuerde
a mi corazón remuerde
la tristeza y el dolor
he perdido mi color
y me ahoga el desconsuelo
pesadumbre por el suelo
y un dolor multicolor.

LA SOLEDAD Y EL OLVIDO.


Mirando hacia la lejanía,
Absorto, triste yo pensaba
El porque todo se acababa,
Y tan solo quedaba la melancolía.
Ese vacío tétrico,
Esta distancia insondable,
Revela lo inimaginable,
Acaba con este momento mágico.
La soledad y el dolor,
Van tomados de la mano,
Triste amor de verano,
Vuela libre cual ágil picaflor.

A %d blogueros les gusta esto: