QUE RECUERDO DE AQUELLA OCASIÓN.


Qué recuerdo de aquella ocasión,

en que se ausentó mi ilusión,

más reverbera hoy, en mi interior

el resquemor de tus besos de amor

Cuando y como decidimos, ayer,

que los recuerdos del amanecer

persigan rubores  vidriosos,

manidos nublados silenciosos

Porque así fue y  ya no será,

la verdad de nuestro amor fenecerá

la taciturna espera, la estampa etérea

sobre la ajada mesa de aquel bar

Algún día salvando esta poesía,

cuando la luz del sol en profecía

anuncie aquel amor no olvidado,

diáspora de rencor no deseado

Algo se nubla, llega la noche,

cuando por fin solucionado tenia

el acertijo de humilde enamorado,

al sueño la ilusión, ya se desvaneció. Y… ya, casi no recuerdo nada. 

ES SUFICIENTE….


Es suficiente con cerrar mis ojos,
imaginar que estás a mi lado
para que todo se trasforme.
Basta con esperar unas horas
para tenerte cerca,
vale la pena esperar
la mejor parte de mi día
pues eres tú.

Son suficientes unos segundos
para que crees una sonrisa 
en mi rostro, 
unos segundos para que llenes mi alma. 
No sé si es suficiente el tiempo
para terminar de conocernos y casarnos, 
pasar el resto de mis días contigo. 
No sé si es suficiente, 
con tanto amor que cargo.

PIENSO EN TÍ.


Solo quiero decirte algo personal,          no es nada nuevo, es lo mismo de siempre, decirte que te quiero, que siempre pienso en ti. 

Hoy vi un hombre solo, más tarde una mujer muy triste, son escenas diarias, quizá porque hoy no hay fiesta, no es viernes, ni fin de semana, no es mi cumpleaños, ni si quiera es verano, ni hay sol de diciembre, ni es el comienzo de la primavera.

Leo en las nubes, mil mensajes, mil deseos, un trueno en el  cielo me anuncia tu presencia, una gaviota aletea cerca de mis ojos, el mar esta agitado y frio, las montañas distantes se me acercan.

Te pienso, te busco, te llamo, estoy enamorado de ti, te quiero demasiado, tengo miedo de llevarte conmigo.

Fuimos creados para el amor.

ESCRIBIENDO POESÍA.


Me gusta escribir sencillo

sin palabras rebuscadas, 

busco encontrar ese brillo

adornando con metáforas.

No me agrada que el lector

tenga que usar diccionario, 

creo se pierde el sabor

me resulta innecesario.

La magia del escritor

es poder llegar a todos

sin tópicos, sin traductor

ni aparentar vanidosos.

Escribe tu poesía

por ella, por él por la vida

con esa inmensa alegría

que te inspira noche y día.

No sé dónde quiero ir

atado a su compañía

solo quisiera decir

que ahora mueve el alma mía.

DIADEMA DE AMOR.


Te voy hacer una diadema

de versos, y que la luzcas mujer

en tu pecho, para que siempre 

me recuerdes con amor 

y cariño, yo felíz porque con pasion 

te escribí versos que serán eternos.

A %d blogueros les gusta esto: