DONDE HABITA EL ALMA MIA.


No caeré en tentaciones
con ninguna otra mujer, 
me importan más los valores y
voy contigo a envejecer.

 Quiero ofrecerte mis brazos
y a tu lado amanecer
para vivir los momentos 
que no te pude ofrecer.

 Voy a dedicar mis días
a soñar y sonreír
a escribirte poesías
expresando mi sentir.

 Mi amor ya te pertenece
es algo consustancial
si con fuerza prevalece
lo nuestro será especial.

 Imagínate ese mundo de magia y de fantasía
en ese amor tan profundo, 
allí habitas alma mía.
  •  

¿QUIÉN ERES TÚ?


Eres quien me hizo sentir cosquilleos en la piel… en un momento único…

Eres quien tocó mis manos y me llevó hacia el nuevo horizonte de mi ilusión….

Eres quien pudo entrar al espacio donde dejaste guardados tu mirar y tu sonrisa…

Eres el agua limpia y clara que refleja luz intensa…

Eres la inspiración plena de los sentimientos más vibrantes…

Eres el color claro de los sentimientos más soñados que pinta las nubes y las estrellas…

Eres ese pensamiento que hace sonreír a cada momento…

Eres la pasión de un sueño que motiva a vivirlo…

Eres la libertad del corazón para sentir mariposas de emoción…

Eres la sencillez del alma que puede interpretar una mirada o un gesto repentino…

Eres claridad ansiada que muestra el camino al corazón…

Eres el destino de un pensamiento claro, sincero y entregado…

Eres quien motiva a mi pensamiento a estar cerca de ti a cada momento…

Eres mi musa, inspiración, motivo, dulce sabor de vida…

Eres quien busco para volver a vivir enamorado…

Eres esperanza de vivir una vez más un sueño posible…

Eres a quien deseo decirle con vehemencia: ¡¡te amo…!!

SINRAZÓN DE MI LOCURA.


y entregarme a la pasión
de robar el corazón
que mil deseos provoca;

pero eres como una roca
no sabes de compasión,
sólo desesperación
en mi interior se desboca;

y me miras con ternura,
pero escondes vanidad
ante una nueva aventura;

son tus poses falsedad,
sinrazón de mi locura:
a nadie amas de verdad…

LAGRIMAS.


Lágrimas se desangran en silencio
un riachuelo de aguas mansas
que se pierden en una laguna
de gotas amargas que viajan al mar
sólo para el desahogo de un corazón
que se desboca a la hora de soñar.

A %d blogueros les gusta esto: