TE CREÍ PERDIDA.


 
Te creí perdida entre mis manos vacías

siempre he sido tu lugar seguro, entre mis
brazos has vivido lo que nunca antes tu
mente hubiera imaginado
Tenemos una historia lúdica en la cama
cuando trasponemos las puertas decididos
a sembrar pecados en todo el cuerpo
Con las sábanas sudadas y la carne en llamas
reclamando vigor al falo que aun quedan
orgasmos
y sigue el amor perdurando en el alma. 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: