POR CUIDAR MI CORAZÓN


Por cuidar mi corazón

no me quise enamorar

tratando asi de evitar

el puñal de la traición.

Sin motivo ni razón

el amor dejé pasar;

por cuidar mi corazón

no me quise enamorar.

Me ofrecieron gran pasión

que me hacía suspirar,

pero por miedo a llorar

dije adios a la ilusión,

¡por cuidar mi corazón!

MI AMOR POR TI.


Mi amor por ti fue tan grande

que trate de darte lo mejor de mi;

pero tu no lo supiste comprender,

y llore porque te ame con impetu,

hoy, resignado comprendi que mi amor por ti

fue tristemente en vano;

y llore porque ya no hay amor,

porque todo murió,

todo fué ilusión y hiel.

ABANDONATE.


No preguntes en la noche,
callada, casi dormida y silenciosa.
No implores al razonamiento
ni a la verdad imperiosa.

No busques fantasmas
ni te atormentes
pues, es tu alma que libre vuela
revolviendo a tu mente.

No te quites presuntuosa
esa espina hiriente
que clavada a fuego
tu corazón siente..

Déjate así liviana,
abandónate a tu suerte,
sé flor de primavera
que en invierno crece.

Vuela, despliega tus alas.
Vuela como ave poderosa,
que no sea por las espinas
quienes maldigan tu rosas..

Déjate llevar como hojarasca
movida por el viento suicida;
que yo seré la hierba verde
que amortigue la caída.

Yo seré la vida en tu vida,
un enredado amor que crezca
por tu alma y por tu cuerpo
y ni en la «eternidad» perezca.

Yo seré la raíz de tu cuerpo,
carótida de tu corazón,
te amaré sin esconderme aunque
al hacerlo, pierda la razón…

MI DULZURA.


Mi dulzura, eres tú en cada noche

o en cada verso que escribo, porque

tú me das esa dulzura de mujer;

y cuando no estás, mis pensamientos

son para tí, y si estoy en ese mar

inmenso , mis sentimientos son

tuyos por esa ternura que llevo

en mi corazón con amor.

MELANCOLIA.


¿Por qué todo lo guardo en mi memoria?

Todo no, sólo guardo lo tuyo.

Tus señas, que son mis contraseñas,

cuando triste

recurro a mi correo.

Cuando en mi fantasía

ando por los caminos,

que juntos transitamos

por un tiempo encendido,

que duró unos instantes

cual soplo de un suspiro.

Te amé, te amo, te amaré;

pasado, presente, futuro.

Una conjugación perfecta,

que solo pertenece a la melancolía

de una ilusión callada y muerta.

¿Por qué todo lo tuyo

lo guardo en mi memoria?

Porque fuiste mi gloria;

porque eres mi consuelo;

porque serás mi eterno duelo.

EXTASIS.


Regálame el éxtasis de tu mirada, déjame perder en el refugio de tu amor,

deja que mis labios sientan el éxtasis del rozar tu piel,

deja que cada beso de tus labios irrumpa en el son de mi corazón,

regálame cada mirada, cada sonrisa, como si fuese un atardecer,

aquél atardecer que dibuja tu sensual figura y déjame sentir el éxtasis de tu pasión.

 

 

 

 

LOS SECRETOS DE LA NOCHE.


Los enamorados tienen

en la noche una aliada

y con el cielo estrellado

ya no desean más nada.

Cuando la noche es oscura

aumentan las emociones

y su magia nos envuelve

enlazando los corazones.

La noche con su silencio

embriaga al enamorado

y en medio de tanta paz

un escenario soñado.

La noche tiene misterios

y cuentos por todos lados,

pero no hay miedo que valga

cuando uno está enamorado.

La noche es la más deseada

cuando el día ha terminado,

porque los enamorados

tienen secretos guardados.

La noche tiene un secreto

que no se puede ocultar,

se crean las fantasías

y los deseos de amar.

No hay nada más seductor

que amarse con derroche

y descubrir sin temor

los secretos de la noche.

DESEO.


Deseo acariciar tu cuerpo,

deseo perderme en tus labios,

deseo naufragar en tu mirada,

deseo decirte palabras

escarlatas al oído,

deseo sentir tus manos sobre mi cuerpo,

que germines en mi corazón

un cálido amanecer.

Deseo con mi mirada

ver las montañas de tus caderas,

deseo jugar con tus manos

y en el manto de tu piel

escribir mi poema más romántico,

deseo besar tu virgen alma

y desnudo corazón,

deseo dibujar en las curvas

de tu cuerpo mi delirio por ti.

INVITAME…


Invítame a perderme en tu mirada,
a sentarnos en el tejado y perdernos en la nada,
si te hago falta invítame a abrazarte,
bésame e invítame a nunca dejarte.

Invítame a escuchar cuando quieras hablar,
cuando quieras, sonríe e invítame a bailar,
invítame cuando te quieras alejar del mundo,
y si en tu abismo estas en el fondo……

Invítame, que yo te ayudaré a salir.
Cuando tengas sueño invítame a dormir,
Invítame cuando tengas ganas de llorar,
te presto mi hombro para que te puedas desahogar.

Invítame a compartir cada día,
a ver los barcos en la bahía,
Invítame en lo bueno y en lo malo…..
Invítame a ser parte de tu vida.

SE VA LA TARDE….



Se va la tarde
y yo me voy con ella
sin darme cuenta.

Se marcha el tiempo
y yo sigo sus pasos
igual que un pato.

Es algo triste
estar viendo la vida
pasar sin prisa.

Por eso quiero
vivirla intensamente
y sin dobleces.

Si tú quisieras
tendrías a mi mano
junto a tu mano.

En el camino,
seríamos dos niños
buscando el limbo.

Un nuevo mundo
de letras y de versos
con nuestros sueños.

No habrá fronteras
ni besos que confundan
soles y lunas.

Seremos dos, 
las rimas diminutas
de un corazón.

A %d blogueros les gusta esto: