ABANDONATE.


No preguntes en la noche,
callada, casi dormida y silenciosa.
No implores al razonamiento
ni a la verdad imperiosa.

No busques fantasmas
ni te atormentes
pues, es tu alma que libre vuela
revolviendo a tu mente.

No te quites presuntuosa
esa espina hiriente
que clavada a fuego
tu corazón siente..

Déjate así liviana,
abandónate a tu suerte,
sé flor de primavera
que en invierno crece.

Vuela, despliega tus alas.
Vuela como ave poderosa,
que no sea por las espinas
quienes maldigan tu rosas..

Déjate llevar como hojarasca
movida por el viento suicida;
que yo seré la hierba verde
que amortigue la caída.

Yo seré la vida en tu vida,
un enredado amor que crezca
por tu alma y por tu cuerpo
y ni en la «eternidad» perezca.

Yo seré la raíz de tu cuerpo,
carótida de tu corazón,
te amaré sin esconderme aunque
al hacerlo, pierda la razón…

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: