NOSTALGIA.


Silencio que brama en la oscuridad de la noche, soledad que estremece sin piedad.

Astillas de mi alma son esparcidas por doquier; tiempo que como espina hiere dejando huellas de sangre por todo mi sendero.

Madrugadas frías traen consigo recuerdos saturados de insomnio, esperanza que se esfuman con la luz del nuevo día; lejanía y ausencia conciben el dolor y la tristeza. Yo con la mirada perdida, con el dolor pertinaz dentro de mi pecho.

Amar lo ajeno es pecado, pero aún así no me arrepiento, impío seré hasta la muerte por amarte como te amo.

Nostalgia que me acompaña, agonia que me persigue… «Hastío que fuerte golpea»

Duro peregrinar ha Sido el mío y aún no sé dónde iré a parar.

Cómo halcón viejo y cansado ya no tengo fuerzas para volar.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: