CUANDO ME QUIÉRAS.


 
El día y la noche serán iguales, 

como el berrinche de un niño que reclama un poco de atención,

yo necesitaré de ti. El sentimiento será magnánimo, el corazón explotará de felicidad,

cual volcán que no puede más con la presión arrojando su magma contra la faz de la tierra, así, así, arremeterá mi amor por ti, la hecatombe más intensa.

El tiempo transcurrirá únicamente, para llegar al punto de estar juntos, ya sea un sueño o en la realidad, el tiempo transcurrirá  igual. Después del caos, el amor florecerá, la vida mejorará, nunca más habrá tristeza, todo eso y más pasará cuando… tu me quieras.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: