PASIÓN FEBRIL.


Con ansias repletas de ardor

besando su regio perfil,

gocé su candor juvenil

henchido de hermoso fervor.

Envuelto en la luz del amor

palpaba su cuerpo febril;

rozando su piel tan sutil

que ardía de inmenso calor.

Deseo ferviente y vivaz

sentía en su vientre nacer

con esa lujuria voraz

que hacía mis venas arder;

haciendo de anhelos un haz

prendidos de loco placer.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: